Gimnasia Abdominal Hipopresiva

Después del parto es importante realizar una buena recuperación de la zona que se ha visto afectada en el embarazo, supervisada por un profesional especializado.

Una mujer que da a luz y es aún joven, tras el parto tendrá débil alguna parte de la musculatura del suelo pélvico, pero podrá compensarla con la musculatura adyacente.

Sin embargo, al llegar a una edad más madura, donde aparecen los primeros síntomas premenopausicos, su musculatura en general se debilita por lo que esa musculatura que anteriormente compensaba ya no va a ser capaz de hacerlo, y es cuando empezará a notar que aparece incontinencia urinaria, prolapsos, hernias,…. probablemente por no haber recuperado adecuadamente la musculatura tras el parto. Especialmente será necesario tomar medidas de prevención y recuperación tras partos largos, con instrumental, episiotomías ó grandes desgarros.

Por lo que será muy importante, una vez que pase el tiempo necesario tras un parto vaginal ó cesárea, empezar a actuar de manera preventiva sobre el suelo pélvico para, por un lado, conseguir una rápida recuperación del mismo,  cumpliendo de nuevo sus funciones y acelerando el proceso de recuperación de la mujer, y por otro lado, prevenir disfunciones futuras como las mencionadas.

Además la mujer podrá tener un mayor control de su musculatura lo que mejorará sus relaciones sexuales y tendrá la sensación de que la zona está como antes del parto.

Para conseguir está recuperación son de gran utilizad los Ejercicios Abdominales Hipopresivos que se explican a continuación.

¿En qué consiste la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH)?

La GAH es la práctica de Ejercicios Abdominales Posturales, donde la diferencia con la gimnasia abdominal convencional radica en que se realizan sin presión en el Abdomen. Tal y como nos indica su nombre, ya que la palabra hipopresivo significa “MENOS PRESIÓN”.

En un ejercicio abdominal convencional se hace presión sobre las vísceras, y  estas vísceras empujan y hacen presión sobre el suelo pélvico. Esto en una mujer que acaba de dar a luz no es aconsejable, ya que el suelo pélvico no está fuerte y con este tipo de ejercicios se podría debilitar más. Cosa que no sucede con la GAH que se puede realizar casi desde el principio aunque el suelo pélvico esté débil.

¿Qué beneficios tiene para una mujer tras el parto?

El embarazo y el parto NO son directamente responsables de los problemas a nivel genital, pero SI que aumentan los factores de riesgo.

Durante el Embarazo el aumento de peso y el espacio que necesita el bebé para crecer, hará que la curvatura lumbar se modifique, que nos vayamos un poco hacia adelante, lo que por un lado, aumenta mucho la presión sobre el suelo pélvico y por otro lado se producen cambios posturales en el cuerpo de la mujer.

Una vez que nace el bebé no se recupera de forma inmediata la postura previa al embarazo.  Pero con ayuda de la gimnasia hipopresiva se va a recuperar rápidamente la posición normal de la estática corporal, lo que disminuirá la presión sobre el suelo pélvico.

Además, la pared abdominal sufre un estiramiento durante el embarazo y los músculos abdominales se debilitan. Por eso, otro gran beneficio es que con hipopresivos se puede recuperar el abdomen después del parto, gracias a que son ejercicios que trabajan sobre los músculos abdominales más profundos, con lo que  conseguiremos un vientre plano.

Y algo muy importante es que el ejercicio Hipopresivo va a trabajar de forma refleja sobre la musculatura del suelo pélvico, lo que permitirá prevenir y mejorar incontinencias y prolapsos.

Estos son los beneficios más importantes centrados en la recuperación postparto, pero también aporta otros beneficios sobre la vascularización de miembros inferiores, amplia la capacidad respiratoria, previene todo tipo de hernias como hernias umbilicales y en zona genital,…. Por lo que la Gimnasia Abdominal Hipopresiva es buena para la población en general.

¿Cuándo se podría empezar?

Una vez que ha nacido el bebé se puede empezar a hacer ejercicio caminando a diario y aumentando de forma progresiva la actividad física.

A partir de  6 semanas de un parto vaginal  ó de 8-10 semanas de un parto por cesarea, se puede empezar a realizar los ejercicios abdominales con supervisión de un profesional especializado.

En nuestro Centro, el procedimiento a seguir es el siguiente:

En primer lugar, la Matrona realiza una valoración inicial a la mujer, previa al inicio de la actividad para valorar en que estado se encuentra en el momento de comenzar. Posteriormente al cabo de seis meses de iniciar la actividad se volverá a valorar abdomen y suelo pélvico para ver la evolución que ha tenido en este tiempo de trabajo.

Una vez hecha la valoración, si se conoce el método y se ha realizado gimnasia abdominal hipopresiva antes del embarazado se puede comenzar  en un grupo avanzado, si no es así se enseñará el método Hipopresivo en un grupo de iniciación acompañada de los bebés.

¿Cuánto dura cada clase?

1 Hora de duración (10 minutos de Calentamiento, 40 minutos de Clase, 10 minutos de Estiramientos)

¿Necesito traer algo?

En clase contamos con el material necesario para realizar la actividad: colchonetas, material de gimnasia, manta de actividades para los bebes,….

Como material personal os aconsejamos traer:

  • Vestimenta cómoda
  • Calcetines antideslizantes.
  • Botella de agua
  • Toalla

¿Cuál es el horario de la actividad?

Se puede elegir horario de mañana ó de tarde.

Todo el equipo de Matronas de nuestro Centro estamos certificadas como instructoras especializadas en el Método de Gimnasia Abdominal HIpopresiva del Dr. Marcel Caufriez.